Lo grandioso de la música es que, al hacerlo con ella, siempre llegas. La música es capaz de dejarte siempre satisfecha.

Siempre está en cada momento puntual para ti. Nunca te falla. Te hace el amor y nunca te deja. Sigue contigo en cuerpo y alma.

Y la sientes…